La menopausia y la caída del cabello

Las mujeres atraviesan por diferentes cambios físicos a lo largo de su vida y la mayoría de ellos vienen cargados de diferentes dosis hormonales, uno de los más importantes para las mujeres con edades entre los 45 y 55 años de edad es la menopausia.

La menopausia es una etapa por la que todas las mujeres debemos pasar, no es algo opcional que podamos saltarnos, a diferencia de otros cambios que definitivamente podemos no experimentar (como puede pasar con el embarazo).  

Por lo general, la menopausia se llega a dar a la edad de 51 años, cuando por un período de 12 meses seguidos no se presenta el período regular en una mujer.

 

¿Qué relación tiene la menopausia con la caída del cabello?

La menopausia es una cascada de cambios hormonales provocada por la interrupción abrupta de producción de estrógeno y progesterona en el cuerpo de la mujer. Como consecuencia, los cambios que se presentan por este proceso son varios y uno de ellos tiene relación con la caída del cabello.

Por lo general la calvicie común es un padecimiento que ataca más a los hombres que a las mujeres, sin embargo, durante la menopausia es muy probable que las mujeres experimenten una transformación importante en la apariencia, densidad y crecimiento del cabello.

¿Por qué pasa esto? El estrógeno es una hormona sexual, sin embargo, los beneficios que otorga no se restringen a esta función. Ejemplo de ello está en el cabello, las propiedades del estrógeno favorecen el crecimiento del pelo, protegiendo los folículos pilosos de la acción de los andrógenos, hormonas masculinas.

Cuando el cuerpo femenino deja de producir el estrógeno, este entra en un desbalance hormonal, dejándolo expuesto a la acción de los andrógenos. Una reacción muy común a esta hormona, es la aparición de vello en partes del cuerpo como el mentón, patillas y cerca de los labios.

Mientras el vello crece y aparece más en otras partes del cuerpo por acción de los andrógenos, ocurre el efecto contrario para el cabello, lo vuelve más quebradizo, delgado, menos humectado y elástico, su crecimiento se ralentiza, provocando que se caiga el cabello y pierda su densidad.

 

¿Cómo disminuir los efectos durante la menopausia?

Como los niveles de estrógeno disminuyen considerablemente durante la menopausia, es muy importante que las mujeres refuercen su alimentación, incluyendo alimentos y suplementos alimenticios ricos en Hierro, Biotina, Omega 3, Vitamina A, E y B, así como el Estrógeno. 

Al enriquecer nuestra alimentación a lo largo del proceso de la menopausia, se tienen mejores probabilidades de mantener un cabello sano y detener su caída en grandes cantidades.

 

En GENEX® podrás encontrar todo lo que necesitas para apoyar a tu cabello durante esta etapa de tu vida.