¿Gel, pomada o cera para peinar el cabello?

Lograr un peinado duradero y con un gran estilo, siempre ha sido parte de la rutina de cuidado y arreglo diario de los hombres, eso no ha cambiado con el paso de los años, pero si se han añadido nuevos estilos y productos que ayuden a estilizar el cabello.

Los favoritos de los hombres siguen siendo, el gel, la cera y pomada, sin embargo, hoy se conocen mejor las propiedades de cada uno de estos productos, y se ha logrado establecer cuáles funcionan mejor para cierto tipo de cabello, desde el lacio, hasta el rizado.

Para que no quede duda sobre el uso y los beneficios, que se pueden obtener del gel, cera o pomada para peinar el cabello, te dejamos esta pequeña guía de uso.

GEL

Es un veterano del modelado para cabello, si lo vas a usar, es muy importante que verifiques que no contenga alcohol en su fórmula. Esto es importante porque, a la larga el alcohol resecará el cabello.

Fuera de eso, el gel te dará un grado fijación ligera o pesada, dependiendo de su fórmula, es recomendable de usar si tu cabello es rebelde, o si estás buscando que el peinado de tu cabello se mantenga intacto durante todo el día.

Si el cabello es muy fino, no es necesario aplicar demasiado gel en el cabello, por otro lado, si es más grueso, usar una cantidad mayor o una fórmula más poderosa será tu mejor opción. Para obtener un buen resultado, aplícalo cuando el cabello todavía está húmedo.  

CERA

Existen de diferentes tipos, la más tradicional está hecha de cera de abeja, pero también otras como la japonesa o de castor. Las ceras son perfectas para darle ese look despeinado al cabello, pero modelado.

La cera es un producto muy noble, que peina el cabello y le da un aire más libre, ligero y manejable a lo largo del día, además el pelo tendrá un acabado mate o brilloso, todo dependerá de tu gusto.

Las cabelleras que se benefician mucho  al usar cera son los cabellos gruesos, con tendencia a ser ondulados o completamente rizados.

POMADA

Es un producto que combina lo mejor de las propiedades de la cera y los efectos de fijación del gel. En su mayoría están hechas con ingredientes naturales, y se deben aplicar cuando el cabello está ligeramente húmedo.

Es fácil de aplicarse, una vez que se calienta sobre las manos, y se puede usar sobre cabellos gruesos y/o finos.

Tradicionalmente, la pomada estaba hecha a base de aceite, pero era muy difícil de quitar del cabello, por la grasa animal que contenían, aunque todavía se pueden encontrar algunas marcas.

Su versión más moderna y versátil, es la que está hecha a base de agua, es más fácil de retirar al lavar el cabello, y lo mejor de todo, es que si el cabello se despeina, sólo se debe humedecer un poco el cabello, volverlo a peinar y quedará como si nada hubiera pasado.

Para descubrir más productos que cuiden y protejan tu cabello, da clic aquí.