¡Cuidado! Dejar de dañar tu cabello está en tus manos

El cabello  es uno de los atractivos que más resaltan de nuestro cuerpo, los hombres lo encuentran como algo sexy en las mujeres y las mujeres lo relacionan con juventud y vitalidad en los hombres.

 

Para lograr tener una cabellera abundante, brillante y sana es importante no sólo cuidarla con tratamientos sino ¡dejar de dañarla! Aquí te decimos los hábitos con los que más estás dañando tu pelo.

 

Las duchas de vapor

El vapor barre los aceites naturales del cabello, además lo deshidrata volviéndolo seco y quebradizo. Lo recomendable es lavar el cabello con agua fría.

Utilizar planchas y rizadores

Las planchas, rizadores, y todo aquel aparato que deslices o apliques en caliente sobre tu cabello inevitablemente lo deteriorará, sobre todo si lo utilizas de forma repetida. Tanto la cutícula protectora como las proteínas se ven debilitadas y disminuidas con el calor, con lo cual contribuyes a la rotura de las fibras del cabello.

Usar secadora

Si no puedes dejar de usarlo, entonces opta por la temperatura fría y aplica un spray protector de barrera para que el cabello no se vea perjudicado por el calor.

Mala alimentación

El estado de nuestro cabello es el reflejo de nuestra salud. Si llevamos una mala alimentación o una dieta pobre en vitaminas, nutrientes, minerales y proteínas, no podremos tener un cabello sano y fuerte.

Peinar el cabello mojado

Procura peinar lo mínimo indispensable el cabello durante la ducha o mientras esté mojado, tampoco es buena idea frotarlo con una toalla para que se seque, es mejor envolverlo para que absorba el agua pero sin refregar.T/THINKSTOCK

Peinados apretados

Si lo haces de forma continua estarás favoreciendo la pérdida de cabello; cuando el cabello se estíran demasiado se rompe y se daña la raíz del cuero cabelludo.

Abusar de productos capilares

Lacas, geles, sprays y productos similares suelen tener alto contenido en alcohol, procura utilizar los que sean de buena calidad y que estén libres de químicos o de sustancias fuertes que pueden perjudicar la salud capilar.

Tomar píldoras anticonceptivas 

Los andrógenos que contienen la mayoría de los anticonceptivos orales son perjudiciales para el cabello, pueden favorecer la caída del mismo. Consulta con tu médico.

Poca frecuencia de lavado

Si no lavas tu pelo con regularidad los folículos pilosos podrían obstruirse impidiendo el sano crecimiento del pelo.  Lo recomendable es hacerlo cada dos días.

Tomar antidepresivos

Algunos antidepresivos o medicamentos para tratar la ansiedad pueden afectar el crecimiento natural del cabello.

Recuerda consumir un 30% de proteínas magras como por ejemplo pescado, pollo, lentejas y frijoles para nutrir tu cabello. Además, duerme bien y ¡lucirás un cabello de envidia!