¡Te urge algo para sanar tu cabello reseco!

 

 

¡Te urge algo para sanar tu cabello reseco!

 

El cabello es parte fundamental de la personalidad debido a que embellece y resalta el rostro, motivo por el que requiere cuidados especiales que le permitan crecer adecuadamente y lucir en todo su esplendor. Pero hay ocasiones en que la melena se reseca, por lo que pierde elasticidad, se vuelve demasiado frágil, es áspera al tacto, se enreda con facilidad y luce opaca.

 

Este problema se presenta a causa de factores internos y externos; los primeros incluyen mal funcionamiento de glándulas sebáceas (baja producción de grasa), lo que dificulta la lubricación desde cuero cabelludo a puntas. Entre los externos se encuentran aplicación de shampoos inadecuados al tipo de cabello, mala alimentación, uso excesivo de secadora y estilizadores (gel, spray y mousse), exposición al humo del cigarro, Sol, contaminantes y aguas salina y clorada. Asimismo, la utilización de tintes y permanentes puede ocasionar pérdida de humedad, específicamente cuando no se recurre, posteriormente, a productos y tratamientos humectantes.

Por lo anterior, es muy importante procurar ciertos cuidados, los cuales permitirán mantener o devolver la belleza al cabello, a continuación se presentan:

  • Elimina polvo y células muertas, permite que el sebo contenido en cuero cabelludo llegue hasta las puntas y favorece la circulación sanguínea a nivel capilar.
  • Debe efectuarse con agua tibia o fría y shampoo especial para cabello reseco, ya que contienen proteínas, colágeno y queratina (nutriente fortalecedor y reestructurante) que permiten que la melena recupere la humedad perdida. Dicho producto debe aplicarse en pequeña cantidad mediante suave masaje, posteriormente, hay que utilizar acondicionador, de preferencia del que no se enjuaga, y por último desenredar con un peine de dientes anchos. El tratamiento regenerador GENEX ofrece una exclusiva fórmula con ingredientes activos que revitaliza el cuero cabelludo y contrarresta la disfunción folicular, logrando nutrir el cabello, detener la caída y fomentar el crecimiento de cabello nuevo.
  • Cuidados especiales.Aplicar mascarillas o cremas intensivas cada 15 días, las cuales deben incluir en su fórmula germen de trigo, miel, leche, hierbas y proteínas.
  • Alimentación.Es muy importante seguir dieta balanceada, pues le proporcionará al cabello los nutrientes necesarios para mantenerlo saludable. La vitaminas B1 y B6 (contenidas en leche, atún, cereales, hígado, carne de cerdo, frutas y levadura de cerveza) aportan los elementos de hidratación necesarios, además de que aseguran el buen funcionamiento del sistema nervioso que, en algunas ocasiones, es causante indirecto de otras afecciones que dañan al cabello. Su consumo puede apoyarse con suplementos vitamínicos y complementos alimenticios. 

 

Otras recomendaciones son:

Despuntarlo cada dos meses para evitar la aparición de orzuela (puntas abiertas).

Usar a diario shampoos indicados para cabello reseco o maltratado.

Puede recurrirse a tratamientos humectantes en forma de crema.

Aplicación de aceites de olivo, almendras y de oso durante 40 minutos cada 15 días (evitando que lleguen al cuero cabelludo), pues lubrican al cabello y ayudan a que recupere su brillo. También puede hacerse una mezcla con aguacate y aceite de olivo, que sólo debe untarse de medios a puntas por 30 minutos una vez por semana. Es importante que después de la aplicación de cualquiera de los tratamientos antes citados, el cabello sea cubierto con una gorra de plástico o papel aluminio, ya que de esta manera penetran mejor en las células del cabello para reestructurarlo.

Usar lo menos posible la secadora, tenazas, tubos eléctricos y plancha alaciadora, a menos que se utilicen tratamientos que se activan con el calor.

El cepillado debe iniciar por las puntas para evitar que se rompan y, posteriormente, del cuero cabelludo hacia abajo.

Si se tiene el cabello teñido o permanentado es conveniente usar shampoos y acondicionadores regeneradores.

Cuando se vaya a exponer al Sol, agua de mar o alberca, es recomendable proteger el cabello con una gorra o mediante el uso de algunos productos cosméticos protectores.

Evitar procesos químicos, como tintes y permanentes.

Moderar el uso de gel, spray y mousse; deben preferirse aquellos que en su etiqueta indiquen que contienen vitaminas.

Después de lavar el cabello es recomendable dar un último enjuague con agua fría, lo que estimulará la circulación sanguínea en cuero cabelludo.