Alimentos para un pelo espectacular

 

 

Alimentos para un pelo espectacular

 

Todos soñamos con tener un cabello espectacular y generalmente nos llenamos de productos y artefactos para cuidarlo, shampoos, acondicionadores, sueros, cepillos, ampolletas…
Y la verdad es que el cuidado del cabello, como el de la piel, empieza desde adentro. El pelo refleja nuestro estado de salud y cualquier falta de vitaminas, minerales, proteínas o grasas lo puede debilitar y dejar que se dañe.  Por eso, deja a un lado todo tu arsenal de productos y consume lo que la naturaleza tiene para nutrirte.

¡Eat your greens!

Verde, verde, verde. Este color debes tenerlo como el principal a la hora de elegir tus alimentos y no sólo para considerar las lechugas, también eisten las acelgas, espinacas, berros, brócolis… Mientras más intenso sea el tono de verde, más beneficioso es para nutrir y fortalecer el cabello. ¿Por qué los vegetales son buenos? Porque aportan vitamina A y C que son las encargadas de estimular la segregación de sebo responsable de mantener el cabello hidratado y acondicionado naturalmente.

Un pelo de hierro

El hierro es uno de los minerales más importantes para el crecimiento del cabello. En el cuerpo humano, se encuentra en la sangre y es responsable de ayudar en la producción de hemoglobina, que es la que lleva el oxígeno dentro de los glóbulos rojos. Las verduras de hojas verdes son ricas en este mineral.

Poderosas legumbres

Lentejas, frijoles, garbanzos, habas o cualquier vegetal que crezca en vaina aporta proteína, hierro, zonc y biotina, los cuales son muy importantes para fortalecer el cabello y evitar que comience a quebrarse. La biotina es una sustancia con el poder de fortalecer los folículos pilosos y tallos por lo que contribuye a reparar los cabellos debilitados.

Zanahorias no sólo para la vista

Son ricas en vitamina E, C, potasio, y betacaroteno, un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres. El betacaroteno es lo que le da el color naranja a la zanahoria y es convertido en vitamina A por el hígado. Ayuda a producir los aceites que sostienen el cuero cabelludo.

Cítricos y vitamina C

Naranja, limón, toronja, todas las frutas ricas en vitamina C promueven el crecimiento del cabello y ayudan a mantenerlo saludable. La vitamina C tiene un papel clave en la producción de una sustancia vital para combatir el envejecimiento: el colágeno. Mantiene el cabello sano y lo ayuda a sauvizarse, fortalecerse e hidratarse.

Omega 3 y ácidos grasos

Si sientes tu cabello reseco y opaco puede ser por falta de ácidos grasos Omega 3. Éstos dan vida al pelo y lo mantienen sedosos y brilloso. Además de que alimentan los folículos pilosos estimulando el crecimiento. Lo encuentras en pescados como el salmón, atún y la sardina.

Proteínas para el pelo

Las proteínas promueven el crecimiento. El folículo piloso está hecho de proteína, por lo que si hay una deficiencia el cabello se debilita. Carne de res, salmón, queso, frijoles, pollo, y productos lácteos son altos en proteína.

Huevo para desayunar

El huevo es uno de los alimentos más ricos en vitamina B12, un nutriente clave para mantener el cabello sano y darle lozaína. La yema es rica en grasas y es un humectante por naturaleza, además, se pueden utilizar para fortalecer los folículos pilosos y sus nutrientes funcionan como acondicionadores para aumentar el volumen, brillo y textura.

Frutos secos

Para un cabello sano, hay que acondicionar también por dentro. Todos los frutos secos como las nueces y almendras contienen zonc, selenio y vitamina B en grandes cantidades. Nutrientes que además combaten la pérdida prematura del pelo y la aparición de canas.

Bebe mucha agua

Si tu pelo se quiebra, se cae en exceso, no crece o se enreda mucho puede ser que esté deshidratado. El agua tiene una función clave en el organismo y en la salud del pelo. La deshidratación es la causa más común de una melena seca, opaca y sin brillo por lo que recomendamos beber al menos 8 vasos de agua al día para mantener tu pelo hidratado.